Hola a todos, ya solo queda una semana para que los mejores 20 pilotos virtuales de cada país se enfrenten en su respectiva final nacional. Todo empezó el pasado 17 de diciembre de 2009, cuando la demo de Gran Turismo 5, con dos coches (el Nissan 370Z en su versión de calle y el 370Z Tuned) junto al Circuito de Indianápolis, aparecía en la PlayStation Store esperando a que fuera descargada.

Claramente la fama del campeonato ha crecido exponencialmente si comparamos los 25.000 participantes de toda Europa de la pasada edición con las más de 1.000.000 de descargas que ha tenido tan esperado acontecimiento. Solo en España hay mas de 35.000 usuarios registrados.

Y os voy a contar mi propia vivencia… al principio todo son alegrías, como no puede ser de otra manera vas mejorando tu tiempo sin demasiado esfuerzo y toda la práctica acumulada desde la anterior edición de GT Academy (creo recordar que quede sobre el puesto 45 de España) hace que tengas confianza en ti mismo y en tu habilidad. Piensas que tienes mucho tiempo, cada semana te dedicas a uno de los dos coches, mejoras una décima una semana, media a la siguiente y nada cuando más falta te hace.

Así estamos en estos momentos, todos los días intento dedicarle un par de horas después de trabajar, todos los días veo décimas que se escapan en esas últimas curvas que a más de uno le han provocado ganas de tirar el volante por la ventana. Espero ansioso llegar a esa última curva caprichosa y juguetona igualado con el fantasma de un tipo llamado GTP_DHolland, que me está acompañando a lo largo de toda la competición y cuando lo consigues, algo te impide rematar el tiempo… ¿Una mala tracción a la salida de la última curva? ¿No haber cogido bien todo el ancho del asfalto? ¿No tener la trazada adecuada? ¿Decelerar demasiado al entrar o acelerar demasiado poco al salir?… Pues, no señores no, lo que ocurre es que te has cagado en los pantalones!!! (Con perdón de la expresión) :P

Y aquí llegamos después de que toda esa ilusión se haya convertido en presión porque te queda una semana y una décima para llegar al teórico tiempo de corte que se ha pronosticado, porque le has contado a todos tu amigos que tienes muchas posibilidades de ir a la final nacional, porque crees que no se te da mal este juego y has descubierto que han surgido contrincantes que no esperabas, y porque te gustaría conocer a parte de todas esas personas con las que hablas a diario que simplemente los has visto en foto. Y ya es tu propio orgullo el que te hace seguir dando vueltas hasta que se alineen los planetas y esos parciales que te hagan saltar de alegría al cruzar la línea meta y ver tu tiempo en azul… que bonito joder!! Sí, sí… hasta que llega otro y te supera, claro.

Llega un momento que ya te da igual clasificarte tanto entre los diez, como entre los 20 primeros, te vale con ser el corte más rápido de Europa (verdad Max? ;) ).

Porque eso si, a ‘picaos’ no nos gana nadie.