Como dije en el post anterior, a las 6’00h había que estar en la recepción, así que sin desayunar ni nada nos marchamos al Circuito Silverstone. Casi se quedan en tierra los franceses porque se retrasaron un pelín. (Dijeron que si alguien llega a las 6’01h se queda en tierra… pero no lo cumplieron).
 
Esta vez nos llevaron directamente a la línea de salida del circuito. Allí, 5 preciosos Nissan GT-R esperando a que alguien los condujera, y eso es lo que se supone que iba a ocurrir después de lo que se dijo.
 
Steve Deeks empezó su discurso alabando las cualidades del GT-R. No puedo recordar bien lo que dijo pero no estaba hablando precisamente mal de él, y por fin nos dijeron lo que íbamos a hacer a esas horas de la mañana: correr. Pero no en coche, no. Obviamente íbamos a dar una vuelta a Silverstone… a pata!!!
 
Y digo yo que esto serían cosas de la tele. “Tenéis 10 asientos, dos en cada coche, que ocuparán los 10 primeros en la carrera de resistencia”. Muy bien, pues tras el calentamiento y tal comenzamos a correr, por supuesto con los de la tele en una furgoneta delante y Steve en otra diciéndonos “PUSH!, PUSH!” (acabé del Push! hasta los huevos, :P ). Por suerte, y aunque había dicho explícitamente que íbamos a hacer 5 kilómetros, fuimos por el trazado más corto e hicimos 2 y pico. Eso no impidió que volviera a quedar de los últimos de nuevo. David y Lucas consiguieron el ansiado premio quedando 7º y 8º…
 
… pero no, no condujeron. En realidad nadie corrió con GT-R ese día, pero como digo, serían cosas de la tele el decir eso. Nos felicitaron tras terminar  y volvimos al hotel. Parecía que Mr. Deeks estaba por fin contento con nosotros. Además, nos comunicó que por la tarde íbamos a participar en una carrera de resistencia…
 
Volvimos al hotel durante unas horas para darnos tiempo a ducharnos, desayunar y tal. No recuerdo si tuvimos un briefing ese día en la Suite Grand Prix. Volvimos al circuito a las 10’00h aproximadamente.
 
Nos trasladaron a una sala donde había sillas con cuadernillos de notas para apuntar cosas. Como podéis imaginar, el piloto-traductor que nos acompañaba trabajó ahí a destajo conmigo. El juez de conducción nos dio consejos para hacer nuestra mejor conducción, cómo debemos frenar, tomar las curvas, la línea de carrera, debemos previsualizar la trazada… en fin, esas cosas. Y también participó el psicólogo, que nos dio consejos sobre todo para calmar el stress. A pesar de la cara de Pierluigi Collina que tenía el tío era tan amable como los demás xDDD
 
Más o menos consumimos ahí una hora. Después, llegó nuestra primera misión por equipos de la Academy.
 
Nos llevaron al Pit Lane de Silverstone. Allí aguardaba el coche que llegaría a ser conducido por dos de nosotros. El Nissan 350Z de Dubai (o muy parecido al menos xDDDD).

[singlepic id=120 w=320 h=240 float=center]
[singlepic id=121 w=320 h=240 float=center]
[singlepic id=122 w=320 h=240 float=center]

Bueno, la cosa era sencilla. Nos separaron en dos grupos e hicimos simulacro de parada en boxes. Teníamos dos intentos de prueba y dos cronometrados para marcar el mejor tiempo. Cuatro tenían que cambiar las dos ruedas de delante. Otro con la piruleta ésa. Otro que hiciera de piloto que entraba y otro que ayudara a salir y a entrar, y el piloto que salía que era yo.
 
A pesar de que en las pruebas hicimos peores tiempos, acabamos ganando en los tramos cronometrados por un segundo creo. 49,xxx a 50′xxx. Eso “en teoría”, nos dio puntos a los miembros de nuestro equipo, así que bien, bien.
 
Sin tiempo que perder, comida rápida que nos dieron en bolsas (sandwichs y poco más), y derechitos a la pista de karts, donde íbamos a tener la carrera de resistencia de 4 horas. Mi compañero en el karting fue Matthew Gordon, de UK. A Lucas le tocó con un el alemán Christein y a David no me acuerdo :P
 
Tuvimos 45 minutos de entrenamientos antes de la carrera. Hice unos 20 minutillos pero mis tiempos eran malos. Mi compañero fue el que marcó la vuelta rápida que nos dio la 10ª posición en parrilla xD
 
Poco después, dio comienzo la carrera. La verdad es que me fue muy mal. A pesar de que a la salida y en la primera vuelta ganaba alguna posición, comencé a perderlo todo, fruto de mis errores, y de que empezaban a dolerme las manos bastante. A la media hora tuve que entrar en boxes y ni pude avisar a mi compañero. Perdía como 4 o 5 segundos por vuelta antes de entrar, y es que no tenía fuerza para girar algunas curvas. Fue… frustrante. En ese momento estaba bastante jodido :D
 
Bueno, mi compañero hizo la siguiente hora y media de carrera con buenos resultados. Marcando buenas vueltas y recuperando posiciones. Mientras, en la cabeza, Lucas hacía de las suyas y marcaba vueltas rápidas. Fue más sorprendente si cabe ya que nos pusieron a un equipo de “profesionales” que irían delante para que nosotros los siguiéramos. Resulta que Lucas podía con ellos. La vuelta rápida en la carrera no la marcaron los pros. La marcó el equipo 2, y no en un golpe de suerte. Rodaba en 57′s en todas las vueltas. Sobre David, pues haciendo una buena carrera con buenos tiempos de vuelta. Sin destacar mucho, haciendo un buen trabajo.
 
Volviendo a mí, pues me dije que debía mejorar eso, que vale que era malo, pero no “tan” malo, y lo mejoré. Aguanté el doble de tiempo en la segunda parada (50-55 minutos) y haciendo tiempos de vuelta bastante aceptables. Sin llegar ni mucho menos a los de arriba rodando en un ritmo regular de 59 bajos y algún que otro 58. Ni mucho menos era una maravilla pero cuando hice el cambio estaba bastante contento y en muchas mejores condiciones que cuando hice el primero.
 
La carrera la ganaron los pros, pero por supuesto había que fijarse en los de la Academy. Aparte de la vuelta rápida de Lucas (un grandioso 57’10 siendo el segundo que más pesaba) destacó el piloto sueco, Chris Midmark, que tuvo que correr casi toda la carrera por problemas de su compañero de equipo.
 
Volvimos al hotel y esa noche no tuvimos briefing de ése en la Grand Prix Suite. La charla fue durante la cena. En general, estaban contentos con nuestra actitud ese día, y nos dieron el aviso de que el viernes sería el día más duro y de que tendríamos que pasar las pruebas físicas más jodidas de nuestra vida. Ahí me acojoné, y más cuando dijeron que el día siguiente iban a caer 6 participantes…