El día más duro… bueno, eso es lo que nos dijeron, y hubo motivos para pensarlo.

Tras desayunar como siempre (yo me comí un huevo frito más de lo normal porque debía afrontar el tema con fuerzas), nos llevaron a la Grand Prix suite. Allí Steve comenzó con su “Gentlemen, day 3 GT Academy”, y nos comentó que el test físico que íbamos a pasar ese día iba a ser el peor de nuestras vidas. Si os soy sincero, yo ya estaba bastante acojonado en ese momento. Además, volvió a repetir lo de que iban a caer 6 ese viernes. No quería ser pesimista pero me veía un futuro un poco negro dentro de la Academy…

Tras preguntar si alguien quería rajarse y no obtener respuesta, nos encaminamos al Circuito de Silverstone a la parte trasera del Porsche Center. Eran alrededor de las 10 de la mañana. Allí pudimos ver parte de lo que nos aguardaba. Un muro con redes para subir, conos en un camino por entre el barro… bastante interesante oiga, pero de momento no íbamos ahí.

Tras hacer unos pequeños ejercicios de calentamiento, nos llevaron al primer desafío del día, la Course-Navette. Consistía en hacer recorridos de 20m entre dos líneas, de una forma cada vez más rápida. Contábamos con un pitido que nos indicaba cuándo teníamos que estar en la otra línea. Si sonaba antes de llegar, nos eliminaban. Así de sencillo, y el tiempo entre pitidos cada vez era más corto. En mi caso llegué hasta un nivel 8, superando a unos cuántos. Lucas y David creo que llegaron al nivel 10 ambos.

Muy bonito, muy fácil, sin problemas, pero ahora es cuando llegaba lo mejor del día, el circuito de cross-militar :P 2kms de recorrido, pero… qué dos kilómetros! El primero, normal, pero en el segundo teníamos que ir por caminos de barro con charcos, pasar 100m corriendo con el agua cubriéndote hasta la cintura, pasar por unos neumáticos (ya sabéis, lo de poner un pie en cada uno :D ) y al final dos rondas de subir cuestas/muros. Una con cuerdas y otra con redes. Después de eso, llegabas al final. ¿Mi primera impresión?.. Jodido, pero casi casi que me esperaba más. Volverían a ser cosas de la tv supongo.

Empecé de los últimos porque sabía que tendría que reservarme, y la cosa no me fue mal del todo. Antes de llegar al camino de tierra superé a uno que acabó por pararse, y además, me notaba bastante bien. Tanto es así que en el agua mientras todos pasaban andando yo lo hacía corriendo. Superé a 2 o 3 aunque me tropecé y casi trago agua (menos mal que no porque no era tan clara como la de la piscina). Al final, y dado a que fuerza en los brazos poca, perdí alguna posición en las subidas con cuerdas, pero acabé superando a 3. No estuvo mal para lo que esperaba de mí, aunque ya estaba claro que me iba a la calle de cabeza :S

Aquí ocurrió algo que podía haber sido mucho más grave. Aunque pasó en la parte media la meta, Lucas se cayó cuando subía uno de los muros y se hizo mucha pupa en su muñeca derecha. Afortunadamente, y aunque no pudo volverse con el autobús con nosotros parece que al final no fue nada grave y pudo conducir con éxito (y qué éxito!) los coches en los días posteriores. David finalizó 6º o 7º, que no estaba nada mal.

Tras esto, y recibir las sinceras felicitaciones de la organización, nos vinimos al hotel, a ponernos decentes para volver una hora más tarde de nuevo a Silverstone, a la sede de la BRDC

Allí también nos esperaban ciertos coches. Parece ser, que querían “torturarnos”, jeje puedes ver, pero no tocar.

[singlepic id=26 w=320 h=240 float=center]
[singlepic id=27 w=320 h=240 float=center]

Bueno, tras ello nos encaminamos a la entrada donde Steve nos iba a dar otra de sus charlas. Comenzó con un “¿todos vivos?”, pero bueno, nos acabó felicitando por nuestro trabajo ya que nos habíamos esforzado. Después, entramos para comer. A los españoles nos estaban esperando dos compañeros que ya estuvieron en Madrid, al menos Alberto, de Last Lap, y otro de Marca Motor, que ahora mismo no me acuerdo de su nombre (lo siento, lo siento, I’m sorry, soy muy malo para eso… :S ).

Comida poco cuantiosa pero de gusto aceptable. No era una paella, pero bueno. Tras la comida pudimos asomarnos a la valla a ver los entrenamientos de las carreras que se iban a celebrar el domingo.

[singlepic id=28 w=320 h=240 float=center]

Después de la comida, subimos a la primera planta del edificio donde íbamos a recibir nuestra primera clase magistral por parte de Johnny Herbert. Campeón un año de las 24h de Le Mans y del GP de Silverstone de Formula 1 de 1995 entre otras cosas, que ahora no recuerdo…

Nos habló de su carrera, del accidente que estuvo a punto de sacarlo de los circuitos, de cómo debemos ser mentalmente para superar todo lo que se nos ponga por delante y también de cómo debemos comportarnos ante la prensa. De esto último tuvimos una clase “práctica” más tarde.

Hubo también turno de preguntas en el que recibió creo que fueron 4, entre las que se encontraban cómo ve el GT-R y otras más que no recuerdo xD

[singlepic id=29 w=320 h=240 float=center]

Más tarde, nos pusimos los monos de carrera, pero no precisamente para conducir. Nos encaminamos a la sala de prensa donde los ganadores de cada GP hacen la rueda de prensa oficial. Iríamos entrando por países y contestando a las preguntas como mejor pudiéramos ciñéndonos en lo posible a lo que nos habían indicado antes, ya que esto también iba a contar para la competición.

Después de ¿Francia? nos tocó a nosotros. Lo primero al entrar que la sala era más grande de lo que pensaba, y allí había más gente de la que pensaba. Nos presentamos, nos sentamos y comenzamos a responder preguntas. Fueron 3, de la prensa española y una más en inglés para Lucas preguntando por su mano. Yo contesté en español, y ellos dos en inglés. Eso te da más puntos pero es que no me veía capaz. En general creo que los tres lo hicimos bien.

Después, nos encaminamos al camión del equipo Nissan GT Academy a que lo viéramos y a hacernos una sesión de fotos con el Nissan GT-R y Johnny Herbert.

[singlepic id=30 w=320 h=240 float=center]
Equipo francés. Con Johnny está Fabrice Bernard y al otro lado Arnaud y Jean-Philippe Lacombe.

[singlepic id=31 w=320 h=240 float=center]
El equipo inglés. A la izquierda, Mark Perry y Matthew Gordon. A la derecha con Herbert, John Cook.

[singlepic id=32 w=320 h=240 float=center]
El equipo español, que no necesita presentación.

[singlepic id=33 w=320 h=240 float=center]
El equipo italiano. Luca Lorenzini, Giacomo Cunial y Dario Infanti.

[singlepic id=34 w=320 h=240 float=center]
El equipo alemán. A la izquierda, Steffen Christein, a la derecha, Lars Schlomer. El tercer componente, Oliver Sclatzmuller, no pudo pasar con éxito las pruebas del miércoles y no está en la foto.

[singlepic id=35 w=320 h=240 float=center]
El equipo escandinavo. A la izquierda el danés Henrik Christensen. Detrás de él el finlandés Karri Keskinen. Al lado el noruego Joachim Olsen, y con Herbert el sueco Chris Midmark.

Del equipo holandés no tengo fotos (lo siento) junto con el coche, pero pondo esta por darlos a conocer…

[singlepic id=36 w=240 h=320 float=center]
A la izquierda Eric Kesselring. A la derecha, Ralph Verberkt. Falta de todas formas en esta foto el tercer holandés, Steffan Amende, que también tuvo problemas con las pruebas del miércoles creo.

Llegamos al hotel y nos esperaban en The Grand Prix Suite. La charla comenzó de forma demoledora. “Los siguientes que se pongan de pie”, y como no podía ser de otra manera, mi nombre sonó en segundo lugar.
Cuando terminó de nombrar a los 6 “The GT Academy is end for you, please, you can leave now” (o algo así :S). Fuera nos aseguraron que íbamos a hacer las mismas actividades que los clasificados. Algo que es de agradecer, y la verdad es que así fue. Tengo que dar las gracias a la organización por esto, de verdad. David y por supuesto Lucas siguieron adelante. Estaban entre los 14 mejores de GT Academy.

Después de todo esto, tuvimos una cena por primera vez en la Grand Prix Suite.

[singlepic id=37 w=320 h=240 float=center]

Y poco más que contar ese día. Después de cenar, algunos a acostar, otros a tomar unas birras. El fin de semana (Days 4 and 5) sería el mejor de toda la competición.